« Volver

Carta abierta de Viña Ardanza Solidario

Estimado amigo,

Nos gustaría empezar estas líneas con una –relativa- buena noticia. El porcentaje de personas hambrientas en África ha bajado, entre 1990 y 2015, del 28% al 20%. Efectivamente, un paso importante. Pero lamentamos comunicarle que es insuficiente. Es más, en términos absolutos, el número total de hambrientos en el continente africano ha crecido de 182 millones a 233.

Como quizás sabe, la agricultura tiene potencial para reducir la pobreza dos veces más rápidamente que cualquier otro sector y ninguna región del mundo se ha desarrollado sin apoyarse en ella. Es por ello que, desde hace más de una década, en nuestra bodega pretendemos dar una respuesta coherente -nunca paternalista- en la búsqueda de la justicia social. Una tarea que ha supuesto desde 2007 una donación de más de 750.000€ de nuestros beneficios para apoyar más de una veintena de proyectos agrícolas en el Tercer Mundo que hemos supervisado estrictamente e incluso algunos han sido visitados en el terreno.

Estamos orgullosos de esa pequeña semilla que nos ha devuelto sinceras sonrisas e infinidad de agradecimientos por llevar agua a secarrales o por convertir terrenos áridos en fértiles. Pero también lo estamos por haber logrado mucho más.  Hemos ‘colectivizado’ la solidaridad con la contribución de muchos de nuestros accionistas y empleados, algunos de los cuales también quieren formar parte del nuevo Comité de Asignación. Además, hemos visto también el comienzo de acciones similares en otras compañías del sector. A todos ellos, en nombre de tantas personas a las que hemos mejorado su vida, nuestra infinita gratitud.

Sólo nos resta desvelarles que, en este 2018, apoyaremos con los 120.000 euros obtenidos hasta ahora y con toda la ilusión, los proyectos de la  Fundación Alaine en Benin, de ICLI Ingeniería para la Cooperación en la India, de la Asociación Zerca y Lejos en Camerún y de la Fundación Innovación Social de la Cultura FISC en la R.D. del Congo. Quedan a la espera de otras posibles aportaciones de accionistas, empleados y empresas vinculadas, las iniciativas presentadas por Medicus Mundi y Fundación Pablo Hortsman a través de Derandein.

Reiterándoles nuestro agradecimiento,

Viña Ardanza Solidario